Estos pedales nos permiten tener un gran control sobre nuestro sonido. Pero aunque es el primer pedal que deberíamos comprar y saber utilizar, sin embargo es el menos habitual en las pedaleras. Existen dos tipos de ecualizadores: gráficos y paramétricos. Vamos a ver un poco las diferencias entre cada uno, y cómo utilizarlos.

¿Por qué usar un pedal ecualizador?

La ecualización de los amplis es por lo general “pasiva”. Lo que hace es recortar. Son filtros para determinadas frecuencias. Cuando pones los agudos al 10 no es que estés “subiendo” los agudos. Es que no los estás bajando.

Además esos filtros actúan sólo sobre frecuencias concretas, recortándolas más o menos. No tienes un control sobre todo el espectro de frecuencias, sino sólo sobre una parte, y además de una forma limitada.

Un pedal ecualizador, por el contrario, es “activo”. No se limita a recortar, sino que también puede “aportar” cosas a la señal de la guitarra. Puedes controlar mejor sobre que frecuencias trabajas, y además reforzar determinadas frecuencias que la ecualización del ampli no puede, porque es mucho más limitada.

En resumen, tienes mucho más control sobre tu sonido.

Ecualizadores gráficos

Los gráficos son los típicos de varias bandas. Para la guitarra los más habituales son de 7 bandas. Cada una de esas bandas actúa sobre una frecuencia. Al subir el Fader correspondiente, aumentas o bajas la ganancia de esa frecuencia (y las próximas).

Esas frecuencias son fijas. Los valores típicos van entre los 50-100Hz y los 5-7KHz

Eso te da el control de poder subir ciertos graves, los que te dan “cuerpo” al sonido, y no subir los graves que te lo vuelven “oscuro”, y a la vez subir por ejemplo la presencia (altas frecuencias), sin hacer que el sonido sea chillón….

Ecualizadores paramétricos

El funcionamiento de estos ecualizadores es distinto. Por un lado, con un potenciómetro elegimos la frecuencia sobre la que queremos actuar. Con otro elegimos el ancho de banda de la zona sobre la que queremos actuar. Es decir, si elegimos como frecuencia de trabajo los 300Hz, podemos decirle que trabaje en +/- 50Hz sobre esa frecuencia elegida, y así hacer que nuestra ecualización afecte a la zona desde los 250Hz hasta los 350Hz. Finalmente le decimos qué queremos hacer con esa franja de frecuencias, realzarlas o atenuarlas.

Estos ecualizadores son menos versátiles que los gráficos, ya que sólo podemos trabajar en una zona (no podemos realzar graves y agudos a la vez, por ejemplo). Pero por otro lado son mucho más precisos. Tenemos mucho más control sobre lo que queremos hacer. Así que si sabemos que nuestro sonido anda escaso de “bottom end” (graves de los gordos para hacer metal), o de presencia (agudos de los finos finos)… Pues con este tipo de ecualizador tendremos mucha mayor precisión a la hora de modelar nuestro sonido.

Usos del pedal ecualizador

“PARA CONSEGUIR UN BUEN SONIDO DE GUITARRA DISTORSIONADA, EL SECRETO ESTÁ EN ECUALIZAR ANTES DE LA DISTORSIÓN.” independientemente de si esta distorsión viene de un pedal o de un ampli a válvulas o transistores.

Otro uso del pedal ecualizador es como Booster. En este caso lo que se suele hacer es subir un poco las frecuencias medias. Llegado el momento del solo, pisamos para resaltar el sonido de la guitarra.

Existen algunos multiefectos que incluye un efecto que simula un cambio de tipo de pastilla. Si tienes una humbucker, hace que suene como una single, y si tienes una single, hace que suene como una humbucker. Al final esto se hace con un ecualizador.

“UN PEDAL ECUALIZADOR PUEDE HACER POR NUESTRO SONIDO MUCHO MÁS QUE UN CAMBIO DE PASTILLAS.”

Bandas de frecuencia que se encuentran habitualmente en estos pedales y cómo afectan su modificación al sonido.

  • 100 Hz (Low Bass). Si realzamos: Damos cuerpo al sonido, sobre todo a eléctricas sonando sin distorsión. Si recortamos: corregimos sonidos apagados, y eliminamos feedback en guitarras acústicas.
  • 200 Hz (soft bass). Si realzamos: damos “calidez” al sonido. Si recortamos damos claridad y reducimos feedback en acústicas.
  • 400 Hz (hard bass). Si realzamos esta banda damos una mayor definición a las partes rítmicas. Si recortamos eliminamos feedback en acústicas (esta es una zona importante de feedback en guitarras con puentes piezoeléctricos)
  • 800 Hz. Si realzamos: conseguimos un sonido más agresivo, más cortante. Por esta zona está el sonido de los overdrives clásicos, tipo tubescreamer. Si recortamos conseguimos un sonido nasal y eliminamos el sonido asociado típicamente a guitarras baratas.
  • 1.6 Khz. Si realzamos: hacemos que la guitarra destaque en una mezcla de sonido con otros instrumentos. Realza el ataque sobre la cuerda. Si recortamos eliminados la presencia de la guitarra y evitamos que choque con la voz, que se encuentra sobre todo en el rango de frecuencias que van desde 1KHz hasta 2.5kHz.
  • 3.2 Khz. Si realzamos: damos todavía mayor relevancia al ataque sobre la cuerda. Si recortamos: evitamos sonidos chillones o “ásperos”.
  • 6.4 Khz. Si realzamos damos un sonido más brillante a la guitarra. Si recortamos evitamos que la guitarra suene “fina” o “enclenque” . Sería lo contrario a dar cuerpo al sonido.

Pedales ecualizadores recomendados y testeados por los participantes:

  • MXR – M-108 – Pedal Equalizador Gráfico 10 Bandas *
  • Biyang EQ-7 – Pedal Equalizador Gráfico 7 Bandas *
  • Fame Sweet Tone Equalizer EQ-10 – Pedal Equalizador Gráfico 7 Bandas
  • Behringer EQ700 – Pedal Equalizador Grafico 7 Bandas
  • Harley Benton EQ-100 – Pedal Ecualizador Grafico 7 Bandas

* Ampliamente recomendado.